Problemas con la lectura, la escritura o el cálculo son los síntomas que con mayor frecuencia hacen saltar las alarmas de padres o educadores. No todos los niños que denotan alguna dificultad en estas tareas sufren trastorno, por supuesto, pero sí podemos afirmar que los que padecen algún trastorno encontrarán en el transcurso de su carrera escolar dificultad en el desarrollo de alguna de esas destrezas.

Los educadores son los que, en primera instancia, alertarán a los padres apoyándose en el juicio del  equipo de orientadores, los principales responsables de detectarlo  ¿Pero qué pasa  si esto no ocurre?

Uno de los trastornos específicos del aprendizaje es la dislexia, que afecta aproximadamente a un 10% de la población y presenta un complejo racimo tanto de  síntomas como de habilidades. 

Según la definición que recoge la web de la Federación Española de Dislexia, “La dislexia es una combinación de habilidades y dificultades que afecta al proceso de aprendizaje de una o más de las siguientes destrezas: la lectura, la ortografía y la escritura. Es una condición constante. Igualmente puede ir acompañada de otras dificultades en el área de la velocidad de procesamiento, memoria a corto plazo, organización, secuenciación, lenguaje hablado o habilidades motrices. Puede haber dificultades en la percepción visual y/o auditiva (…) Algunos estudiantes tienen muy desarrolladas las habilidades creativas y/o interpersonales, y otros disponen de una capacidad oral muy buena. No siempre destacan por tener un talento en concreto, pero todos disponen de alguna destreza, en la que son realmente buenos”

Las asociaciones explican que los niños disléxicos no reciben una adecuada atención, lo que se traduce en un 80 o 90% de los casos en fracaso escolar. Alegan por ello la necesidad de destinar los medios necesarios para la formación del profesorado en este tema y la adecuación de recursos didácticos en el aula. En una palabra, reclaman que los disléxicos reciban el tratamiento de alumno con necesidades educativas especiales como la Ley Orgánica de Educación prevé.

Bill Gates es disléxico ¿lo sabías?

Artistas, programadores, ingenieros, médicos; los niños podrán llegar a ser cualquier cosa siempre que se les enseñe del modo adecuado. Aquí podemos observar un curioso enlace que recrea la sensación visual ante el texto escrito que experimentan algunos afectados por dislexia.

Estas dificultades que manifiestan con el texto escrito se traducen muchas veces en la disortografía, una imposibilidad de identificar fonema con letra que les hace cometer errores ortográficos. Aunque el niño conozca, recuerde y reproduzca el temario, en el examen escrito puede suspender por este motivo. En algunas comunidades autónomas ya contemplan la posibilidad de exámenes orales para disléxicos, pero no en la Comunidad de Madrid, donde una madre ha lanzado una campaña específica en la que reclama un tratamiento especial para que no les puntúen negativamente las faltas de ortografía.

 

Problemas de aprendizaje - dislexia

Hay muchos colectivos y plataformas trabajando en la creación de recursos específicos para estos niños, como Educación 3.0, o estos dos científicos de la Universidad de Granada, que han lanzado una app para mejorar y tratar las dificultades lectoras  de personas con dislexia.

 

La receta Dimar: respeto, paciencia y superación

Mucha culpa del éxito o el fracaso de la carrera escolar de un niño dependerá de cómo se manejen sus frustraciones y de las soluciones que se apliquen a los eventuales obstáculos que encuentre en el camino. Los padres en este sentido se sienten a veces desbordados y culpabilizados, intentando encontrar una solución adecuada a algo que, en ocasiones, escapa sus capacidades.

Ante todo queremos mandar un mensaje de tranquilidad a los padres, brindándoles la oportunidad de dejar en manos expertas la resolución de parte de sus preocupaciones. En Academia Dimar tenemos todos los medios para identificar los posibles trastornos, tratarlos y también desdramatizarlos. En algunos casos se identificará un trastorno y en muchos otros se resolverá el problema realizando un seguimiento adecuado y aplicando técnicas de estudio efectivas; como decíamos al principio el diagnóstico es lo primero.

En nuestra academia nos esforzamos cada día por extraer lo mejor de los alumnos, solventamos sus dificultades  y potenciamos sus habilidades, también las de aquellos que ven el mundo con ojos diferentes.

 

 

 

 

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIESplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This